María Lucía Rodríguez García – Guaviare

Mujer Cafam Guaviare 2016

Creatividad para apoyar a las comunidades

 

María Lucía Rodríguez García una mujer guerrera y valiente que pasó su infancia en el barrio Colinas, de la localidad Rafael Uribe Uribe. Debido a la precaria situación económica de su familia, debió culminar su formación trabajando de día y estudiando de noche. Recibió su título de Contadora Pública en la Universidad Distrital y se especializó en Revisoría Fiscal y Auditoría.

En 2004, comenzó a trabajar como coordinadora local del proyecto “comedores comunitarios” de la Secretaría de Integración Social del Distrito en las localidades Rafael Uribe Uribe, Ciudad Bolívar y Bosa, surgiendo allí su interés por ayudar a los demás.

 

Una semilla de esperanza  

La Fundación Social Semillas de Esperanza que lidera María Lucía, nació en abril de 2006 en Bogotá. Centra sus esfuerzos en proteger a niños, adolescentes y familias en estado de vulnerabilidad o pobreza, pero María Luisa se propuso llevar la fundación más lejos… y es así como llega a Guaviare para atender a 1.000 niños y madres en periodo de lactancia y gestación mediante un convenio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Cuando la fundación llegó al Guaviare se vincularon con su obra más de cincuenta personas de la región, motivándolos a crear nuevas formas para apoyar a las comunidades urbanas y sobre todo rurales. Por eso puso en marcha un plan maestro de atención, respetando las costumbres de comunidades como los nukak makú, última tribu nómada del mundo, y otras tribus que habitan en resguardos de la región como los guayeberos, los piratapuyos y los guanos, adicional a los colonos mestizos y los afrodescendientes, todos interrelacionados de manera compleja y profunda.

Entre las acciones más destacadas se puede mencionar el suministro mensual de complementos alimenticios para 1.000 familias, “Choco-pan con amor”; una obra en donde le ofrecieron chocolate con pan y mucho amor a más de 2.000 pobladores de zonas urbanas y rurales en condición de extrema pobreza. Además, el amor por ayudar a hecho que llegue más lejos, internándose en los resguardos indígenas, allí, ella junto con sus colaboradores, organizan ollas comunitarias entregando un plato de comida a las familias de estos sectores tan alejados del país.

Otra de sus ideas busca el apadrinamiento de los parques de San José y Calamar, el cual consiste en formar grupos de voluntariados y juntos restaurar los juegos que están dañados, pintar las atracciones y podar el pasto. En estos mismos parques, María ha querido abrir un espacio de cine, consiguiendo telas y proyectores para entregarles a los niños y sus familias la oportunidad de ver una película en gran formato.

También realiza brigadas de salud para la población rural e indígena de San José, Calamar y Miraflores; con esto ha beneficiado a más de 3.000 personas a lo largo y ancho del departamento.

Si conoces una mujer como María Lucía, que día a día luche por conseguir recursos e ideas para mejorar la calidad de vida de varias familias en diferentes regiones y sectores del país, postúlala al 31° Premio Cafam a la Mujer hasta el 2 de noviembre de 2018 en la Caja de Compensación o Club Rotario de tu región.

 

Informes sobre esta obra social

Fundación Social Semillas de Esperanza Calle 7° n.° 24-184, San José del Guaviare, Guaviare

Celular: 313 872 1552

Correos electrónicos: funsolsemillas@gmail.com funsolsemillasguaviare@gmail.com