Mujeres que luchan por sus raíces

El Jurado Nacional les otorgó una mención especial a cuatro mujeres indígenas que con su liderazgo han enaltecido sus tradiciones, diseñando diferentes obras con el único objetivo de enseñarles a las nuevas generaciones la magia que tiene cada una de sus culturas.

Por esto te contamos cada una de sus obras:

Mujer Cafam Amazonas

María Flor Zafirekudo Atama

Informes obra social:

Grupo de Danza Indígena KA+ KOMUIYA UAI

Carrera 7 No. 18 – 31. Barrio Uribe. Leticia, Amazonas

Celular: 321 3813729 Celular: 310 8762771

Correo: juan.silvaz@cun.edu.co

 

María Flor para el año 2000 desarrolla la iniciativa quiero estar aquí pero viviendo lo nuestro, donde empieza a materializar su gran sueño; reunir jóvenes en torno a los orígenes, principios y vivencias culturales, con el fin de darles nuevas herramientas para el desarrollo de su vida. Es por esto, que decide formar un grupo de danza indígena de la etnia Uitoto con jóvenes y abuelos de los corregimientos que vivieran en la parte urbana de Leticia, con el nombre de KA+ KOMUIYA UAI. Ha logrado impactar la vida de aproximadamente 1.260 personas de diversas etnias como los bora, okainas, muinane, andoque, yucuna, murui y nonuyal.

 

Mujer Cafam Guainía

Yuleima Urango Lobo

Informes obra social:

Asociación Ayúdame a Crecer

Calle 20 No. 7 – 34. Berlín. Puerto Inírida, Guainía

Celular: 317 8587444

Correo: yurango18@misena.edu.co

 

Yuleima junto a su madre María Lobo Casado y otras mujeres constituyeron la Asociación Ayúdame a Crecer, que busca ayudar a los niños indígenas vulnerables en la región. Atendiendo a más de 190 pequeños brindándoles vestuario, alimentos, recreación, atención médica y psicosocial. Además, los días domingos y festivos cuenta con un comedor comunitario, motivándolos a que asistan a la escuela. Gracias a los cursos que ella ha realizado en el Sena sobre artesanías, gastronomía y ecoturismo, ha conformado un grupo de mujeres artesanas, logrando enviar sus productos a Bogotá participando durante varios años en Corferias, y llegando a diferentes países como Alemania, Londres, Bélgica, Chile y Australia.


Mujer Cafam Norte de Santander

Mónica Aboskallina Arairiara

Informes obra social:

Proyecto Institución Etnoeducativa Barí – Resguardo Indígena Catalaura

Resguardo Indígena Catalaura. Tibú, Norte de Santander

Celular: 322 7625803

Correo: aboskallina2@gmail.com

 

Desde hace 15 años ha sido una líder innata y aunque en su cultura no está bien visto que las mujeres tomen la vocería entre la comunidad, actualmente es reconocida como una lideresa de la comunidad Barí Karikachaboquira ubicada en el resguardo indígena Catalaura. Hace 2 años recibió la rectoría de la Institución Etno-Educativa Barí, en donde ha logrado que la lengua Barí sea considerada como una tradición importante para cada uno de los estudiantes del colegio y recordando siempre las tradiciones. Debido a la gestión que Mónica ha realizado día a día en su comunidad, se calculan más de 500 personas impactados positivamente con cada uno de los proyectos que ha realizado para el beneficio de su comunidad, siempre priorizando sus raíces y cultura.

 

Mujer Cafam Vaupés

Yusley Kafiana Olaya Yepes

Informes obra social:

Educación y prevención para la comunidad indígena del Guamal sobre la importancia de la protección del medio ambiente y de enfermedades.

Carrera 5 No. 8 – 21. Mitú, Vaupés

Celular: 321 3002133

Correo: yolayayepes@uniminuto.edu.co

 

Para Yusley su prioridad ha sido la comunidad el Guamal, dándoles a ellos educación y prevención para el cuidado de la salud y del medio ambiente. La población del Guamal no excede los 150 habitantes y son pertenecientes a múltiples grupos étnicos, pero el que más prevalece es el grupo cubeo. También, entre ellos se encuentran etnias como los guananos, tucanos, desanos, carapanas, barasanos entre otros. Dentro de las actividades que realiza están las jornadas de encuentro con la comunidad, donde crean momentos de esparcimiento con bailes, cantos y regalos, agregando a este gran evento educación y prevención. De igual forma, el objetivo de estos encuentros es hacer que la comunidad el Guamal tenga conciencia sobre la importancia del reciclaje, el manejo de las basuras y protegiendo las fuentes hídricas aledañas a la comunidad, mitigando la contaminación y previniendo futuras enfermedades de la piel o gastrointestinales. Aunque Yusley no tiene fundación, ni nombre específico para la obra social que realiza, cuenta con el apoyo del Ejército Nacional y diferentes entidades que han creído en su iniciativa.