Mención de honor

Ginna Alejandra nació en la ciudad de Tunja el 11 de marzo de 1998, toda su vida ha vivido en una finca ubicada en Toca – Boyacá y desde niña ha sido amante a la agricultura. Estudió su bachillerato en el colegio de su pueblo destacándose como la mejor estudiante, esto le permitió que le dieran una beca para estudiar en la Universidad de Boyacá, Administración y Negocios Internacionales.

Desde los 15 años, Ginna sin descuidar nunca sus estudios, ha trabajado en el campo, aprendiendo, fortaleciendo sus capacidades, ayudando a su familia y valorando el trabajo que cada día hacen los campesinos colombianos.

Ha sido el amor por su tierra la que ha llevado a que esta joven de 20 años, reconozca cada uno de los trabajos que los campesinos realizan desde muy temprano y a pensar en más opciones para ayudarle no solo a su familia sino a la comunidad en general.

En el año 2015, fundó en el municipio de Toca, el Centro de Trabajo, para transformar los productos del municipio, generando empleo a madres cabeza de familia rurales, ofreciéndoles clases, cursos, asesorías para empoderarlas y lograr romper con el paradigma, de que las mujeres no pueden trabajar en el campo y aportar en su hogar. Con este proyecto ha logrado beneficiar a más de 22.000 familias.

Además, gracias a los aportes de otras personas, pudo crear una biblioteca con libros y computadores con internet, con el fin de ofrecerles un sitio seguro y educativo a los hijos de las mujeres que trabajan o se capacitan allí, y de esta forma puedan aprovechar el tiempo y hacer sus tareas, aprender o entretenerse.

Por otro lado, viendo la necesidad que tenía su familia y muchos otros vecinos de comercializar los productos que con tanto esfuerzo y sacrificio cultivaban, el 12 de diciembre de 2016, decidió diseñar una plataforma web que permite tener un contacto directo entre los agricultores y compradores, llamándola comproagro.com. Actualmente es cofundadora y ha beneficiado a 28.000 familias aproximadamente.

En este momento, se encuentra buscando realizar alianzas con entidades, supermercados y tiendas de cadena, con el fin de que puedan conocer el beneficio que trae la aplicación y de esta forma llevar más beneficios a su comunidad, ofreciéndoles más oportunidades de comercio justo para el sector agropecuario.